Primavera Negra

Resumen de titulares

REPRESION
Resumen de titulares

Juan González Febles

LA HABANA, Cuba – Febrero (www.cubanet.org) – El periodista Santiago du
Bouchet, encarcelado en la prisión Melena 2, fue internado en el
Hospital Julio Trigo de esta capital. Sufre una hemorragia sub craneal
producida por los golpes que le infirió la policía el pasado mes de
junio. El pronóstico es grave. Ninguno de los policías que le propinaron
la golpiza ha sido instruido de cargos por este acto de brutalidad y abuso.

Guillermo Fariñas Hernández, periodista y director de la agencia
independiente Cubanacán Press, languidece en una sala de terapia
intensiva del Hospital Arnaldo Milián Castro en Santa Clara. Fariñas
mantiene la huelga de hambre iniciada el pasado 31 de enero. Demanda que
se respete su derecho a informar y ser informado. Las autoridades
hospitalarias afirman en una lacónica declaración que Fariñas “está
estable”.

Oscar Mario González Pérez, periodista del Grupo de Trabajo Decoro, ha
peregrinado de mazmorra en mazmorra desde julio del pasado año. En la
actualidad, hace una escala indefinida en la prisión 1580 de esta
capital. El torturante limbo legal en que se encuentra, parece haber
encontrado solución entre los tentáculos arbitrarios de la Ley 88. Se
dice que será eventualmente procesado.

Al periodista Jorge Olivera Castillo, amenazan con revocarle la licencia
extra penal a partir de la cual fue excarcelado el pasado año. Olivera
es miembro del Grupo de los 75. Fue juzgado y encarcelado durante el
aquelarre represivo de la Primavera Negra de 2003.

Un juez de ejecución (¿?) del Tribunal Municipal de Habana Vieja, le
comunicó la obligatoriedad de vincularse laboralmente, donde, cuando y
como determine, el ejecutor antes mencionado.

Aunque en Cuba se liquidó la esclavitud en 1886, los jueces ejecutores
al servicio del régimen pasan por alto este pequeño detalle. Se sienten
asistidos del derecho para decidir cuándo, dónde y cómo debe trabajar un
hombre libre, comprometido con la libertad.

Los cuatro casos que hemos traído a colación comparten un elemento que
los une. Se trata de periodistas independientes atados al deber moral de
informar. Se trata de cuatro hombres de honor dispuestos a sufrir las
consecuencias que se derivan de sus actos. Ninguno de ellos es hacedor
de violencias. Son periodistas perseguidos por informar con objetividad,
por ejercer el derecho a expresar el criterio.

Son víctimas propiciatorias de una marea negra represiva desencadenada
por el régimen. Esta marea negra es totalizadora en sus propósitos. Está
dirigida contra el anhelo de libertad de todo el pueblo. Va dirigida
contra los que venden, los que compran, los que leen, los que ven, los
que hablan. Es la versión más depurada de un proyecto esclavizador
contra la nación cubana.

Está marcada por un patrón de conducta fascista. Este patrón se dirige a
estrangular la Sociedad Civil con mítines de repudio, violencia e
intimidación en las calles. Se trata de aplastar a todo costo a los que
se atreven. Se trata de destruir a los que no pueden intimidar.

Du Bouchet, Oscar Mario, Fariñas y Olivera no pueden ser abandonados a
la saña y el odio de la dictadura en apuros. La marea negra que pretende
tragarlos debe ser detenida. El régimen de Fidel Castro, sus jueces
parcializados, porristas y policías deben ser detenidos por la
conciencia universal.

El inquietante resumen de titulares de la Cuba de hoy debe ser rebasado
por el cambio por la vida, la democracia y la libertad.

http://www.cubanet.org/CNews/y06/feb06/27a5.htm

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives