Primavera Negra

Algo Traman

Algo Traman
2006-05-13

Flota algo en el ambiente. Esta aparente quietud entre el régimen cubano
y la Oposición interna. Muchos presienten que sobre ellos caerá otra de
esas acciones que nadie espera. Sólo que éstos desconocen cómo y cuando
ocurrirá. Y lo más triste, como es lógico a quién o quiénes le tocarán.
Pero que de que algo traman las autoridades policíacas del régimen, es
ineludible.

Las ansias de acabar de una vez ya con los opositores continúan latente.
Desde que la Oposición interna hizo acto de presencia en el panorama de
la Isla, la Seguridad del Estado ha recurrido a todo. Hasta de poner en
práctica operaciones que muy bien pudriéramos rastrear sus orígenes en
los años treinta cuando en el machadato surgieron los actos de repudio
como bien apunta Marcelo Pogolotti en su libro La República de Cuba.

Sin embargo, éstos ya son escasos y muy espaciados, porque parece que no
dieron los frutos deseados. Y lo que obtuvieron fue como plantar una
planta de orquídea en medio del Sahara. El último que tuvo sus ecos y
que tomó carácter de barbarie fue contra la opositora Marta Beatriz
Roque Cabello. Pero bueno, sabemos que esta cubana mantiene una perpetua
lucha abierta, que incomoda y enfurece a dicha Seguridad. Por lo tanto,
con el propósito de acallarla, lo último que hicieron fue recurrir al
golpe y las ofensas callejeras.

El resto de la Oposición, por esto o por aquello, permanece como en un
extraño impase . Si acaso, por aquí o por allá, oímos que un periodista
independiente fue citado a las oficinas de ese órgano y advertido,
amenazado con palabras sutiles, pero tan sutiles, que por momentos
pudiera pensarse que se estableció una conversación “cordialísima”, en
pro de que el citado abandone esa postura por su bienestar como
cualquier otro ciudadano del país. O, cuando al conocerse que se
efectuaría una reunión o conmemoración en un hogar de algún opositor,
fuerzas del régimen interceptaban a los que concurrirían y no les
permitían ni acercarse al lugar.

La situación es tal que, sólo los que conocen del asunto y de los
ardides por desbaratar a los movimientos opositores, esperan lo más
inaudito, y a la vez, los más escépticos, tampoco esperan nada bueno
para ellos. Al contrario, adivinan que la embestida rebasará a todas las
acciones conocidas.

Reuniones prohibidas. Celebraciones prohibidas. Nada señores, que no
pueden moverse, ni siquiera salir de sus provincias porque son detenidos
por horas y más horas sin una orden oficial. Las leyes son violadas y
las adecuan a sus propósitos y no a lo reglamentado por el mismo Código
Penal.

Y lo que si debemos de señalar y acentuar es que, mientras la opinión
pública mundial con todo el aparato que posee no obligue al régimen
cubano a que flexibilice su actitud con esos cubanos que mantienen la
otra opinión, en el horizonte no se vislumbra una mejoría.

El ejemplo más elocuente es que los 61 de los 75 opositores y
periodistas independientes que mantienen en las diferentes prisiones, y
que fueron juzgados en la primavera negra del 2003, el régimen ha hecho
caso omiso a los reclamos para que se les otorgue la libertad. Aunque
sea, la extra penal.

Esto nos da por pensar que el bozal cada día apretará a los opositores
que andan por nuestras calles, por supuesto, siempre vigilados con el
objetivo de convertirlos en parias. En seres humanos que no tendrán a
dónde acudir cuando sean víctimas en que leyes, atropellos, vejaciones,
chantajes y hasta golpizas, desmantelen esa Fuerza que durante años, han
promovido un movimiento de sentidos democráticos no sólo para ellos,
sino para la población cubana en sentido general.

Esta ayuda del exterior, pensamos debe ser más fuerte todavía. El mundo
y sus sociedades han cambiado ostensiblemente, y un aire de una tenue
democracia ansiada recorre nuestro Planeta. Y como corroborando sobre el
título de este comentario, algo trama el gobierno y sus destacamentos de
opresión porque su silencio es sospechoso. Brinda a que se piense en
nefastas acciones represivas.

Más represivas de las que mantiene contra los opositores y acentuada
desde el pasado 20 de mayo, cuando un grupo de ellos pudo, arriesgando
sus libertades, se reunieron para estructurar una llamada Asamblea para
Promover la Sociedad Civil en Cuba, que todavía están sumidos en el
desconcierto de cómo el régimen la permitió. Aunque otros, buscando no
la quinta pata al gato, la pusieron entredichos, opinando que detrás de
ella, el mismo, a conveniencia, buscaba otros resultados.

Lo que sí debemos tener presente, y es lo que más nos duele, es que a la
Oposición no la permiten hacerse sentir. Que el pueblo en general,
conozca que todos los cubanos no apoyan al gobierno de Fidel Castro. Que
hay muchos, aunque el mismo sistema no los quiera aceptar como cubanos,
sino como “asalariados del imperialismo”, con el objetivo de convertir a
Cuba en un estado más de la nación norteamericana.

Esta falacia es bochornosa. Conozco a unos cuantos opositores que sí
admiran la democracia de ese país, mientras que otros se inclinan por la
que se estableció en España, a la muerte de Franco. Pero NINGUNO ansía
lo que pregona el régimen.

Fidel Castro, desde el mismo momento que tomó el poder, en una de sus
alocuciones, proclamó que la Revolución respetaría la opinión del
pueblo. Entonces, ¿por qué no acepta a estos hombres y mujeres que
disienten y lo han hecho de frente a frente? Hasta más, han intentado
establecer un diálogo con el Gobierno y discutir la serie de males que
se adolecen en nuestra sociedad. ¿No hubiera sido más democrático aunque
sea oírlos? La razón no es monolítica. Pertenece a todos. Mientras, a
esa parte que no piensan igual, la desprestigian, la acosa, y lo peor
del caso, intentan, primero, desacreditarla; y segundo, desaparecerla.

Dicho en pocas palabras, el propósito del régimen es bastante claro. Por
eso, ateniéndonos a la situación actual de la Oposición, debe esperarse
como decimos en buen cubano, “el batacazo final”. Y no dudamos que lo
que traman contra Ella, hará historia.

http://www.miscelaneasdecuba.net/web/article.asp?artID=5443

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives