Primavera Negra

El cinismo tiene limites?

El cinismo, ¿tiene límites?
Por Froilan Osmany Rodríguez
Bitácora Cubana, 29 de mayo de 2006, La Habana

Por todos es conocido lo que ha tenido que padecer nuestro pueblo con
el modelo político que la actual nomenclatura hace llamar “revolución
cubana”.

Peor aun les ha ido a los que se han dispuesto a enfrentarlo, desde
bien temprano ha sido ensangrentada su historia: fusilamientos masivos
asesinatos extra judiciales, etc.

En los últimos tiempos este poder político ha incrementado su
represión en contra de la emergente sociedad civil alternando el
asesinato verbal y las agresiones físicas ejecutadas por las turbas
entrenadas e inducidas que se hacen llamar “brigadas de respuesta
rápida” en su versión tropical de las camisas pardas. Elementos
prostituidos por el régimen y carentes de escrúpulos y dignidad. Bien
cercano está la agresión de que fue víctima la activista y presidente de
la Asamblea para Promover la Sociedad Civil, Martha Beatriz Roque
Cabello, quien el pasado 25 de abril fuera salvajemente golpeada casi
hasta la inconciencia en su propio hogar.

Estas prácticas gubernamentales han sido frecuentemente repudiadas por
la comunidad internacional y en estos precisos instantes languidece el
licenciado Guillermo Fariñas Hernández en la sala de cuidados intensivos
del Hospital Provincial de Santa Clara, quien en una heroico ayuno que
ya superan los 100 días, reclama entre otras razones el cese inmediato
de estos actos vandálicos en contra del activismo político en Cuba.

Estos hechos contrastan vergonzosamente con el discurso oficial que
desde sus orígenes ha practicado este gobierno actual, como muestra
desafiante del irrespeto que siente hacia nuestro pueblo.

Un amigo me ha hecho llegar un ejemplar del periódico Granma, órgano
oficial del Partido Comunista de Cuba del pasado día 20 de mayo de 2006
que en su edición No. 120 publica en las páginas 4 y 5 un reportaje
realizado el día 6 de noviembre de 1955 por el periodista Vicente
Cubillas el cual reproduce un mitin celebrado en la Ciudad de Nueva York
por los exiliados cubanos con el propósito de consolidar la unión de los
patriotas de fuera y dentro de la isla para derrocar al entonces
dictador Fulgencio Batista. En el acto usó de la palabra el actual
gobernante cubano que en una parte de su intervención dijo “somos
contrarios a los métodos de violencia dirigidos hacia las personas de
cualquier organización oposicionista que discrepan de nosotros y somos
radicalmente opuestos del mismo modo al terrorismo y al atentado
personal”…

Se obvian los comentarios

http://www.bitacoracubana.com/desdecuba/portada2.php?id=2163

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives