Primavera Negra

El Periodismo Necesita Tres Cosas Nada Mas Decencia Bondad y Valentia

“El Periodismo Necesita Tres Cosas Nada Más: Decencia, Bondad y
Valentía.” Entrevista a Manuel Vázquez Portal, Poeta, Periodista y Ex
Prisionero de Conciencia
2006-05-17

Manuel Vázquez Portal difícilmente precise de exordio. Su majestuosa
facultad expresiva, tan vecina a la martiana en su capacidad
sugestionadora, fundida a su inmutable verticalidad cívica, (com)probada
en escabrosos lapsos de la vida, le ha hecho acreedor de la simpatía y
admiración de su pueblo, e incluso de muchos otros más allá de las
fronteras del suelo natal.

Con sus copiosas hebras blanquecinas, la piel tostada por el inclemente
sol tropical, la delgadez denunciante y la mirada insistentemente posada
en el destino de su preciada isla, era Manuel Vázquez Portal uno de los
más ilustres criollos que agasajara la conferencia de la Sociedad
Internacional de Derechos Humanos “Libertad de opinión y de prensa para
todos los cubanos: Perspectivas para un cambio democrático en Cuba”
(Köningstein/Taunus, 5 – 6 de Mayo de 2006, Alemania).

En el marco de aquel certamen, el ilustre compatriota accedió
desprendidamente a exclusiva entrevista para Misceláneas de Cuba,
Revista de Asignaturas Cubanas. Ora empuñando la ironía hiperbólica,
luego el análisis circunspecto, siempre prevaleciendo la mesura y el
sentido común, el insigne coterránea nos participó de su paulatino
desmembramiento de “la generación hechizada”, de secretos de su
prolífera labor publicística, de los móviles para la supervivencia
presidiaria, de su afectiva visión del exilio…

Alexis Gainza Solenzal (AGS): Nos encontramos con Manuel Vázquez Portal,
poeta y periodista cubano, mas es preferible que se presente personalmente..

Manuel Vázquez Portal (MVP): Como ha dicho mi amigo Alexis, yo soy
Manuel Vázquez Portal, y todavía lo soy. Como él decía, escribo poesía y
escribo periodismo. No sé si soy periodista, pero hay una profusa obra
para que los lectores me padezcan y digan si sí o no.

Ejercí el periodismo oficial alrededor de 20 años, y ejercí el
periodismo independiente por un espacio de 10 ó 12 años. Desde los
primeros momentos en que se funda el periodismo independiente en Cuba,
yo estaba ahí, junto a otros periodistas bien importantes, que procedían
de las filas del periodismo oficial.

Es el periodismo que más me ha divertido porque es el más arriesgado y
siempre he pensado que el periodismo sin un poco de riesgo, no es
periodismo. Pero, además, el periodismo sin la soltura personal, puntos
de vistas ajenos que te coarten tu propia opinión no es periodismo. El
periodismo ha de partir de la visión propia de la persona que se atreve
a comunicarse con el mundo, y se inventa que es un comunicador y que
puede decirles cosas interesantes a los demás.

Si en un principio los buenos periodistas andaban con una pluma en una
mano y una pistola en una gaveta, este es el momento en que la pluma es
únicamente pluma y pistola a la vez. Porque la grandeza de los
periodistas en estos momentos, es luchar con la inteligencia, la
cultura, la grandeza de sus ideas. Ya no hace falta la pistola porque
estamos en pleno siglo XXI. Los trogloditas han de desaparecer. Creo que
es la época del pensamiento grandioso.

AGS: Ese sarcasmo, ese humor, esa sátira, esa ironía que caracterizan
sus escritos, es algo también que se encuentra con bastante frecuencia
dentro del periodismo independiente cubano…

MVP: Yo el humor mío se lo pedí prestado al pueblo cubano. Gustosamente
el pueblo cubano me lo prestó porque vive en una especie de comedia
trágica, que es la única manera de soportar durante 47 años un loco tan
fabuloso que en un principio pudo hechizar, luego aburrió y ya realmente
abominan los demás.

AGS: De todas maneras esa ironía, esa sátira, como le decía, también le
llevó a algo tan serio como fuera una condena larga a prisión, y en este
caso a una estancia en la cárcel por más de un año…

MVP: Cuando yo supe de la condena de 18 años, realmente en vez de
aterrarme me dio un ataque de risa. Voy a explicar porqué. En el momento
en que me condenaron a 18 años de prisión, quien me mandaba a condenar
tenía 78 años. Más 18 eran 96. Yo me eché a reír porque de todos modos
sabía que no iba a cumplir esa condena; quien me mandaba a condenar iba
a morir antes que yo cumpliera los 18 años. Y tenía la ventaja de tener
en ese momento sólo 53. Más 18, eran 71. Es posible que yo llegara vivo,
pero él sí que no iba a llegar vivo al final de mi condena. Eso me hizo
adoptar cierta actitud bufonesca dentro de la cárcel, porque me había
condenado un bufón que piensa que va a ser eterno.

AGS: ¿Fue justamente esa actitud suelta, desprendida hacia el hecho de
estar preso en condiciones tan adversas lo que le hizo sobrevivir el
tiempo en la cárcel…?

MVP: Me voy a poner serio. Yo creo que sobreviví la cárcel porque yo
tenía un compromiso; un compromiso en primer lugar con mis hijos. De
dejarles una imagen honorable para que si moría en la cárcel, ellos
supieran que su padre había sido un hombre honrado, un hombre que se
podía respetar.

Segundo lugar: tenía un compromiso enorme no solamente con mi esposa
Yolanda, que desde el primer momento integró Las Damas de Blanco, sino
con todas esas mujeres que tuvieron muchísimo más valor que muchísimos
hombres que no han sido capaces de tomarles las calles a un Gobierno
tirano como el de Fidel Castro. Las mujeres demostraron que sí se podía
tomar la calle, que sí se podía desafiar al Gobierno cubano y sobre todo
se abrogaron el derecho fundamental de toda sociedad democrática, que es
el derecho a manifestarse públicamente. Si el Gobierno creía que podía
prohibirles un derecho que ha prohibido durante 47 años, las mujeres se
tomaron ese derecho y se manifestaron públicamente. Creo que ahí está la
grandeza de Las Damas de Blanco. Tenía ese compromiso con Yolanda y con
las demás Damas de Blanco.

Y sobre todo, tenía un compromiso con la verdad: había escrito durante
20 años un periodismo cómplice, y realmente quería la revancha, quería
poder escribir la verdad y creo que me daban 24 horas de soledad para
pensar y escribir la verdad, por lo menos la verdad en que creo.

AGS: ¿Cuándo Ud. rompe con el régimen y por qué lo hace?

MVP: Yo pertenezco a lo que se llama en Cuba “la generación hechizada”.
Es decir, tengo 7 años cuando triunfa Castro. El hechizo romántico –que
aún quedan vestigios de ese hechizo romántico en ciertas partes del
mundo- influyó grandemente en la formación de este niño que va creciendo
y que en el año 80 tiene apenas 29 años. Pero que ya está formado
intelectualmente; ya tiene cuestionamientos que hacerle a la formación
intelectual que le han dado.

Este joven de 29 años que se llama Manuel Vázquez tiene muchas dudas
porque se pregunta si lo educaron para que leyera solamente a Marx, a
Lenin, a Gramci, y a la tendencia de izquierda. O si este muchacho que
habían formado, podía leer y formarse con todas las tendencias,
vertientes y corrientes de la filosofía universal, desde el desencantado
de su alma en Egipto hasta las últimas corrientes existencialistas en
Francia, o hasta la teoría de la convergencia en los Estados Unidos o
las teorías postmodernistas europeas. Cuando me respondía, me di cuenta
que en Cuba me habían enseñado a leer sólo para que leyera a los
marxistas. Comenzó entonces mis primeras rebeliones internas.

En el 1980, cuando vi las turbas manipuladas por un Gobierno que
enfrentaba a la población en casi una lucha civil, con superioridad por
parte de la fuerza represiva –yo estoy hablando precisamente del Mariel-
me doy cuenta que aquello que me había hechizado no tenía más que un
corte fascista. Ahí comienzo a romper interiormente, porque un hechizo
se rompe primero por dentro y después es que te manifiestas. Ya en el
1989, en julio, renuncié al periodismo oficial convencido de que aquella
sociedad no tenía nada que yo pudiera defender, que tenía que defender
una nueva sociedad que había que crearla. Por eso ya en el 1990 estoy
haciendo periodismo independiente para crear una nueva sociedad.

AGS: Ud. lleva, como dijo ayer o hoy en la mañana, 10 meses viviendo en
el exilio, ¿por qué Ud. cree lo dejaron salir al exilio luego de salir
de prisión? Y ¿cómo Ud. ha interpretado el exilio en estos 10 meses de
estancia en los Estados Unidos?

MVP: De los 15 liberados de los 75, hemos podido salir al exilio
solamente 3: Raúl Rivero, que se encuentra en España; yo, que me
encuentro en Miami, y Osvaldo Alfonso Valdés, que se encuentra en
Suecia. Si se analizan despaciosamente las tres personas mencionadas, te
darás cuenta que hay características muy diferentes en cuanto a
postulados filosóficos, políticos, estéticos, existenciales; aunque nos
una un ideal de democracia, libertad, amor por el pueblo. Pero las
características personales de cada uno, son diferentes.

Pienso que además de una manipulación que puede dar pie a malas
interpretaciones, hay también la intención de, en el momento en que nos
dejan salir, reblandecer las posturas de la Unión Europea y del resto
del mundo para que se crea que hay una flexibilización de la represión
en Cuba. Pero meses después comienzan a negarle la salida a Jorge
Olivera Castillo, a Oscar Espinosa Chepe, a José Edel García. Entonces
esto indudablemente muestra que no fue más que una mascarada del
Gobierno permitir que nosotros tres saliéramos.

También pienso que esperaban una actitud más inconsecuente por parte de
Raúl, mía y hasta del propio Osvaldo. Esperaban que nos replegáramos de
una lucha que nos había costado la cárcel. Sin embargo, los tres hemos
mantenido el ideal de seguir luchando por Cuba. Pienso que esto pues ha
redundado en que el Gobierno cubano no deje salir, porque la tribuna se
les ha vuelto demasiado peligrosa. La salida de los otros sería como
engrosar las filas del ejército opositor en el exilio. Un exilio joven
al cual ya no pueden acusar de mafia, de terroristas, de recalcitrantes,
de mercenarios, de pagados por el imperio porque son hombres que ellos
mismos formaron, que se les rebelan y que además llegan recientemente al
exilio y que coinciden con los viejos principios de aquellos al sentirse
engañados por una revolución traicionada, se enfrentan.

Nosotros no hemos hecho más que seguir un camino que trazaron los
primeros rebelados contra el Gobierno, que tuvieron la preclaridad de
que iba a desembocar en una dictadura. Pienso que es por esto que el
Gobierno cubano no ha dejado salir a ninguno de los otros y además no ha
liberado tampoco a los 60 que quedan en prisión. Todo lo contrario: ha
incrementado, duplicado la cantidad de los liberados con la cantidad de
los encarcelados.

Claro que aquí está una posición de fuerza del Gobierno cubano: si en un
principio al liberar 14 de los 75, la Unión Europea comete el error de
flexibilizar las medidas punitivas que había acordado en junio del 2003,
ahora él quiere hacer una prueba de fuerza para convertir a estos presos
en lo que bien diría Martha Beatriz Roque Cabello, en “presos
convertibles”; en que me den algo a cambio por la libertad de estos hombres.

Estos hombres merecen la libertad inmediata porque sencillamente son
inocentes; los culpables son quienes han encarcelado a estos hombres
violando los más elementales derechos humanos, como es la libertad de
expresión, la libertad del pensamiento, la libertad de asociación, la
libertad de manifestación, la libertad de asociación política. Son ellos
los que debían estar presos, no los miembros de la oposición cubana.

AGS: Su visión del exilio…

MVP: Es tan policroma como la población cubana, y además eso es lo lindo
que tiene porque están todos los matices del espectro nacional, desde el
hombre apasionado hasta el virulento, desde el virulento hasta el
demócrata tolerante, hasta el más extremo. Precisamente la belleza que
tiene el exilio cubano es esa pluralidad que en Cuba han querido
apagarla durante 47 años.

Pero también tengo una visión un poco más exacta: si la propaganda
castrista ha querido presentar al exilio cubano, sobretodo al exilio de
Miami, como un grupo de mercenarios, terroristas, mafiosos, yo he tenido
la ventaja de corroborar cómo se engaña al pueblo de Cuba, porque allí
me he encontrado sencillamente un exilio extraordinariamente doloroso.
Si doloroso ha sido para el pueblo cubano soportar 47 años de dictadura,
doloroso ha sido al exilio cubano soportar 47 años de ausencia de la
tierra natal, de las ideas, de las comidas, de las conversaciones, de
los familiares.

Pienso que desde la época de Martí, que es el primero en nombrar el
exilio como un hecho doloroso, después José Casasús*, en un libro
publicado por la editorial Lex en 1953, explicaba que el exilio que
había llegado en 1800 a la zona sur de los Estados Unidos, era un exilio
de médicos que trabajaban como cocheros, de abogados que trabajaban como
cocineros, de profesionales que tenían que trabajar “por la izquierda”.
Eso es lo mismo que ha pasado.

Ahora, no ha cambiado nada el exilio del siglo XIX con el exilio del
siglo XX porque siempre ha sido un exilio con intenciones de regreso.
Nunca se ha exiliado el cubano para acomodarse a la modernidad y a la
vida norteamericana, sino que es un exilio patriótico que sueña con el
rescate de la Patria perdida. Eso es lo que le duele al Gobierno cubano,
que el exilio en 47 años no haya perdido la fortaleza y el ímpetu para
rescatar la Patria perdida.

Si te comparo el exilio blanco ruso de 1917, en el año 1930 en París ya
no se hablaba de una recuperación de la Rusia. Sin embargo, 47 años
después, el exiliado cubano todavía sueña con regresar a la isla y
mantiene viva esa llama de la lucha. Cosa que únicamente puede
compararse con el exilio hebreo que por supuesto duró 40 años nada más;
el de nosotros ya lleva 47. Únicamente los cubanos y los judíos tienen
esa fortaleza interna, espiritual para soñar que mañana va a ocurrir el
milagro y que vamos a regresar a la Patria y que la Patria será más
bella y más nuestra.

AGS: Una última pregunta, Manuel. Yo y personas alrededor mío somos
jóvenes que incursionamos en el periodismo: unos consejos para nosotros…

MVP: El periodismo necesita dos cosas nada más, o bueno tres: decencia,
bondad y valentía. Lo demás es pura palabra que se aprende en el camino.

AGS: Muchas gracias, Manuel Vázquez Portal.

* Juan José Casasus. La emigración cubana y la independencia de la
Patria. Editorial LEX, La Habana. 1953.

(Trascripción: Alexis Gainza Solenzal. Fotos (menos la que encabeza la
entrevista): Ángel E. Garrido.).

*******

Otros documentos en este sitio sobre la Conferencia de la Sociedad
Internacional de Derechos Humanos “Libertad de opinión y de prensa para
todos los cubanos: Perspectivas para un cambio democrático en Cuba”,
Köningstein/Taunus, 5 – 6 de Mayo de 2006:

“Todavía Traigo el Olor de la Cárcel en la Piel” … Palabras de Manuel
Vázquez Portal en la Sociedad Internacinal de Derechos Humanos, 56 de
Mayo, Alemania

Las Bibliotecas Independientes y la Violación de la Libertad de
Expresión en Cuba (Ponencia en el seno de la Sociedad Internacional de
Derechos Humanos, 56 de Mayo, Alemania)

“Yo Pido la Mayor Solidaridad Posible Para la Causa Democrática Cubana.”
Palabras de Huber Matos en la Conferencia Anual de la Sociedad
Internacional de Derechos Humanos, 56 de Mayo, Alemania

“Ellas Son la Esperanza, el Futuro, la Certeza de que Este Tiempo
Quedará Atrás” ….Palabras de Yolanda Huerga Cedeño, Dama de Blanco, en
la Conferencia Anual de la Sociedad Internacional de Derechos Humanos, 5
6 de Mayo, Alemania

Desde Alemania la Sociedad Internacional de Derechos Humanos Reitera el
Apoyo a Opositores Democráticos y Prisioneros Políticos Cubanos

LLamado a la Unidad y a Usar Verdaderos Métodos de Lucha para Liberar
a Cuba del Comunismo

¿What Does It Mean to Be Informed, or to Informe People in Cuba?

http://www.miscelaneasdecuba.net/web/article.asp?artID=5467

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives