Primavera Negra

Todavia Traigo el Olor de la Carcel en la Piel

“Todavía Traigo el Olor de la Cárcel en la Piel”… Palabras de Manuel
Vázquez Portal en la Sociedad Internacinal de Derechos Humanos, 5-6 de
Mayo, Alemania
2006-05-14

Buenas tardes. Después de las palabras de la señora Steinbach*, todo lo
que yo pueda decir puede resultar nimio. Porque siendo ella alemana,
habiendo sido influida por todos los medios, como ha querido el Gobierno
cubano, con la imagen turística y paradisíaca de lo que es Cuba, y que
sin embargo tenga esa claridad con que ha expresado las ideas solidarias
para nuestro país, cualquier cosa que yo dijera ahora es pequeña.

Por lo tanto quiero agradecerle a la Sra. Steinbach, a la organización
de derechos humanos, a todos los presentes la posibilidad de permitirme
decir unas palabras. Yo soy uno de los 75 de que hablara mi amigo Pedro
Roig, que hablara mi amigo Frank Calzón, y que todos ustedes de una
manera u otra apoyaron y apoyan. Todavía traigo el olor de la cárcel en
la piel. Todavía para mí Normaldo Hernández, Juan Carlos Herrera, Víctor
Rolando Arroyo, Oscar Elías Biscet, no son nombres lejanos ni fotos
borrosas. Son hombres a los que alguna vez abracé, con los que alguna
vez discutí, con los que alguna vez soñé la libertad de Cuba.

Manuel Vazquez Portal durante una conferencia de prensa en el preludio
de la conferencia Libertad de Opinión y de Prensa Para Todos los
Cubanos, patrocinada por la Sociedad Internacional de Derechos Humanos.

Para mí no es una imagen que circula el mundo; para mí son hombres que
están sufriendo las cárceles de Cuba para los cuales pido la solidaridad
más genuina que pueda pedirse, que es la solidaridad para que sean
libres. En este mismo instante, de esos 75 prisioneros de la Primavera
de 2003, permanecen en las cárceles de Cuba 60 de ellos. De estos 60, 20
son periodistas. No voy a decir entonces que la libertad de expresión,
la libertad de prensa en Cuba es coartada, es limitada, no hace falta.
Si hay 20 periodistas en la cárcel, eso solamente lo prueba.

Pero, ¿por qué el régimen cubano encarcela periodistas? Por dos razones.
Primera, porque es un régimen fracasado; segunda, porque desde siempre
ha sido una imagen virtual, una imagen inventada por discursos falaces y
seductores, y sobre todo después de haber traicionado un proceso
revolucionario bellísimo que se produjera en la década del 50. Este
régimen fracasado y virtual no necesita de la verdad, y como el
periodista es un perseguidor de la verdad y un divulgador de la verdad,
no cabe en un régimen como el régimen cubano.

La libertad de expresión es quizás la madre de todas las libertades.
Porque solamente el hombre es libre cuando puede expresar lo que piensa,
y cuando expresa lo que piensa puede actuar porque el hombre está dado
para pensar y pensar en lo que debe hacer. Cuando se limita la libertad
de expresión, se está limitando la libertad de pensamiento, y por ende
la libertad de acción. Cuba es un país estático, es una pieza de museo
navegando en el Caribe. Cuba es necesario rescatarla a lo contemporáneo,
a la vida moderna. Esa tarea no es solamente mía, sino del mundo entero.

Parte de la presencia cubana. De izq. a der.: Blanca González, Dama de
Blanco, madre del prisionero de conciencia Normaldo González; Martin
Lessenthin, vocero de la Sociedad Internacional de Derechos Humanos;
Ramón Humberto Colás, fundador del Movimiento de Bibliotecas
Independientes de Cuba; Yolanda Huelga, Dama de Blanco, esposa de Manuel
Vázquez Portal (a su izq.) y Alexis Gainza Solenzal, Director de
Misceláneas de Cuba. Foto: Participante del evento.

Es cierto que en todas partes del mundo los periodistas confrontan
problemas. En todas partes del mundo se quiere coartar la libertad de
expresión. Pero hay una diferencia radical: en cualquier parte del mundo
son los grupos de intereses los que quieren limitar la libertad de
expresión. Los gobiernos, más menos, los grupos de defensa de la
libertad de expresión, más menos, defienden a estos periodistas.

Pero en Cuba quien limita la libertad de expresión es el Gobierno.
Ningún grupo de derechos puede defender a estos periodistas; tienen un
estado de indefensión total. Por tanto es doble la culpa del Gobierno
porque además de limitar la libertad de expresión, la reprime en vez de
defender como es su deber, como Gobierno, a la libertad de expresión
para que la sociedad sea higiénica, plural y grandiosa.

Por otro lugar tendría que decirles que la necesidad de la libertad de
expresión conlleva otra necesidad que es la responsabilidad. No hacemos
nada con tener una gran libertad de expresión, si no somos consecuentes
con ella, si no somos responsables de lo que estamos divulgando. Ese es
otro pecado del Gobierno cubano: lo que divulga, lo que expresa, además
de ser mentira, es irresponsable, está convocando al pueblo al estatismo
y a la mentira, a la suciedad moral, y a las faltas de todas las libertades.

Si hubiera que decir una gran verdad sobre la realidad cubana ahora,
habría que escuchar las voces que en el interior de la isla están
demandando un poco de aire porque se sienten asfixiados. Estas voces
están precisamente en los pocos periodistas independientes que en
condiciones dificilísimas ejercen su oficio, en Las Damas de Blanco que
han enfrentado al Gobierno cubano y han logrado por primera vez tomar la
calle, esa calle que según dice el Gobierno cubano es para los
revolucionarios.

Las revolucionarias de hoy son Las Damas de Blanco (Aplausos), son los
periodistas independientes y son los opositores al régimen cubano. El
régimen cubano es retrógrado, caduco, dejó de ser revolucionario desde
el mismo momento en que traicionó a todos los grupos que habían hecho la
revolución y que inmediatamente reaccionaron oponiéndose a un dictador
que quiso tener todos los hilos del poder en sus manos y, con la imagen
hechizada y romántica que tenía Europa del buen tirano, ha logrado
mantenerse durante 47 años.

Aquellos que se alzaron como Huber Matos en el 1959, o los que
organizaron la expedición –y digo “expedición” porque el Gobierno cubano
sabe muy bien de semántica y siempre ha dicho la “invasión”: la Unidad
2506 no invadió porque no eran extranjeros; eran cubanos que iban a
rescatar la libertad de Cuba y por tanto son expedicionarios, no
invasores. (Aplausos)- estos que se alzaron desde el primer momento,
eran los que tenían la razón. Fidel Castro ha logrado engañar al mundo
durante 47 años, pero el engaño no dura tanto y ha llegado el momento en
que su moral y su máscara han caído.

Muchas gracias.

(Ovación).

* Erika Steinbach, Vocera sobre asuntos de derechos humanos de la Unión
Social Cristiana, Alemania.

************

(Grabación, trascripción y fotos -donde no se indique otra fuente-©:
Alexis Gainza Solenzal).

*******

Otros documentos en este sitio sobre la Conferencia de la Sociedad
Internacional de Derechos Humanos “Libertad de opinión y de prensa para
todos los cubanos: Perspectivas para un cambio democrático en Cuba”,
Köningstein/Taunus, 5 – 6 de Mayo de 2006:

Las Bibliotecas Independientes y la Violación de la Libertad de
Expresión en Cuba (Ponencia en el seno de la Sociedad Internacional de
Derechos Humanos, 56 de Mayo, Alemania)

Yo Pido la Mayor Solidaridad Posible Para la Causa Democrática Cubana.
Palabras de Huber Matos en la Conferencia Anual de la Sociedad
Internacional de Derechos Humanos, 56 de Mayo, Alemania

Ellas Son la Esperanza, el Futuro, la Certeza de que Este Tiempo Quedará
Atrás ….Palabras de Yolanda Huelga, Dama de Blanco, en la Conferencia
Anual de la Sociedad Internacional de Derechos Humanos, 5 6 de Mayo,
Alemania

Desde Alemania la Sociedad Internacional de Derechos Humanos Reitera el
Apoyo a Opositores Democráticos y Prisioneros Políticos Cubanos

LLamado a la Unidad y a Usar Verdaderos Métodos de Lucha para Liberar
a Cuba del Comunismo

¿What Does It Mean to Be Informed, or to Informe People in Cuba?

http://www.miscelaneasdecuba.net/web/article.asp?artID=5444

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives