Primavera Negra

Otro ano de buena voluntad

UE: Posición Común
Otro año de buena voluntad

¿Qué ha decidido Europa sobre sus relaciones con La Habana?

Miriam Leiva, Ciudad de La Habana

martes 20 de junio de 2006 6:00:00

El Consejo de la Unión Europea ha cumplimentado la decisión de examinar
nuevamente su política hacia el gobierno de Cuba, luego de un año de
suspensión de los acuerdos adoptados en 2003 como respuesta a la redada
represiva que en la primavera negra secuestrara a 75 pacíficas personas
en todo el país.

El documento aprobado, Cuba —16 Evaluación de la Posición Común—
Conclusiones del Consejo, reafirma en su primer punto la validez de la
Posición Común de 1996 y reitera que un compromiso y un diálogo crítico
y abarcador a todos los niveles continúa siendo la base de la política
de la UE hacia Cuba.

Además subraya la determinación de procurar un diálogo genuino con las
autoridades cubanas, así como con la oposición política pacífica y la
sociedad civil de Cuba. Expresa que utilizando el más amplio espectro de
sus posibilidades disponibles, continuará ofreciendo a todos los
sectores de la sociedad apoyo práctico hacia el cambio pacífico en Cuba.
Consideramos que esto resume definiciones medulares.

A continuación deplora el continuo deterioro de la situación de los
derechos humanos desde la evaluación anterior, constata el incremento de
los prisioneros políticos, urge a liberarlos incondicionalmente,
incluyendo a los 75 detenidos y sentenciados en 2003; expresa
preocupación por el acoso y la intimidación, comprendidos los actos de
repudio, y llama al gobierno a tomar acción inmediata para que no se
repitan.

El documento también condena fuertemente esos actos y otras
restricciones a los derechos civiles y políticos fundamentales,
garantizados por la Declaración Universal de los Derechos Humanos y
otras obligaciones internacionales de las cuales Cuba forma parte;
recuerda a las autoridades cubanas sus responsabilidades en cuanto a
derechos básicos de libre acceso a la información, la libertad de
expresión, asociación y reunión, la privacidad y el debido proceso
legal; y señala que la UE continuará monitoreando estrechamente la
política del gobierno cubano con respecto a los derechos humanos.

Recuerda los compromisos de todos los miembros electos del Consejo de
Derechos Humanos de mantener los más altos patrones en la promoción y
protección de los derechos humanos. Ese organismo, sustituto de la
Comisión correspondiente de la ONU, comenzó a sesionar este 19 de junio.

Reitera que la UE acogería con gusto el reinicio del diálogo político
con las autoridades, incluido el tema de los derechos humanos, sobre
bases recíprocas y no discriminatorias. Urge al gobierno de Cuba a
promover el diálogo positivo y mutuamente beneficioso, y demostrar su
compromiso al diálogo mediante la realización de mejoras completas en la
situación de los derechos humanos. Además, subraya que todos los
visitantes de alto nivel deben expresar a las autoridades cubanas sus
preocupaciones sobre derechos humanos.

Por otra parte, manifiesta su preocupación por que el gobierno cubano
haya revertido las reformas que conllevaban una tentativa de apertura
económica. Finalmente, subraya que la UE continúa dispuesta a
suministrar cooperación para el desarrollo, incluso con proyectos para
promover el crecimiento económico sostenible y el mejoramiento de los
niveles de vida del pueblo cubano. De acuerdo con lo trascendido, la
próxima evaluación del Consejo de la Unión Europea se realizará en junio
de 2007. Consideramos que es tiempo suficiente como para que se alcancen
grandes progresos.

No constituye un secreto que las altas instancias de la UE, a través de
sus representantes en Cuba, y en particular varios países miembros
mediante sus funcionarios, han procurado tener información de primera
mano sobre lo que acontece en materia de derechos humanos en el país.

Ellos han sufrido la vigilancia y el acoso de la policía política y sus
informantes durante sus desplazamientos por el archipiélago, cuando han
visitado los humildes hogares de los supuestos mercenarios secuestrados
en prisión, y han conocido las carencias y sufrimientos de sus
familiares, así como del pueblo en general. Estos gestos no sólo
resultan beneficiosos para la toma de decisiones de la UE, sino que
constituyen estímulos para esas personas que sufren injustamente.

Sería aún más provechoso para que esa prestigiosa y democrática
institución realmente pueda tomar y ejecutar sus decisiones en
contribución al pueblo cubano, que los representantes de los demás
países de la UE realicen esfuerzos y sacrificios similares. Sí, son
sacrificios, porque en sus países desde hace muchos decenios ellos han
ganado la libertad y la seguridad de que disfrutan, y más que ejecutar
un trabajo de rutina se exponen en esas ocasiones, y diariamente
incluso, a las mismas tensiones que lesionan permanentemente la salud
mental y física de los cubanos.

Su rama de olivo

Ciertamente, en su evaluación no se expresa que la política de diálogo
crítico resultó un monólogo de 25 gobiernos hacia un supuesto homólogo
que ha validado formidablemente el refrán de que “no hay peor sordo que
quien no quiere oír”. Pero la UE mantiene tendida su rama de olivo en
muestra de gran paciencia y capacidad de asimilación de cuantos
improperios han deseado lanzar desde el diminuto y “poderoso”
archipiélago en Las Antillas.

Pocos resultados han obtenido los Veinticinco desde junio de 2005 al día
de hoy. Las relaciones congeladas por el David del Caribe para castigar
a los Goliat no se han derretido lo suficiente como para considerarlas
normalizadas, a pesar de que los gigantes dejaron de invitar a sus
fiestas nacionales a la parte más indefensa pero persistente y muy
pacífica de la sociedad civil cubana.

Increíble diferendo en la historia de las relaciones diplomáticas, sobre
todo si se tiene en cuenta que las todopoderosas autoridades cubanas
invitan en aquellos países a todo el que le venga en gana y organizan
cuanto ajetreo se les ocurra para inmiscuirse en la política interna e
internacional de esos “advenedizos”.

En fin, la sagacidad demuestra que no por gusto están en el poder
absolutamente totalitario desde hace 47 años. Bien desearían que la UE
mordiera el anzuelo y tensara relaciones. En definitiva, la situación
económica y los fermentos de inestabilidad social provocados por la
abrupta crisis de mediados de la década de los noventa han sido
superados, en parte gracias a las inversiones europeas que hábilmente se
permitieron en esa época y que ya no son necesarias debido a la fuerte
subversión venezolana.

Indudablemente, siempre se prepara el relevo para cuando falle el carro,
y hasta ahora se ha podido salir de los huecos con dificultad, pero con
gomas de corcho flotante. Si el pueblo cada día tiene el cinto más
apretado, se tomará la represiva precaución de mantenerlo bajo el miedo,
la inercia o el exilio.

Provecho de los conflictos

Cuba no es un país que quite el sueño a la humanidad, pero
indudablemente las autoridades cubanas saben extraer provecho de los
conflictos que han creado durante casi cinco decenios en todas partes.
No puede menospreciarse su próxima presidencia del moribundo Movimiento
de Países No Alineados (MNOAL).

Por fin tendrán a disposición un organismo internacional a fin de
utilizarlo para sus intereses en cuanta negociación y escenario resulte
útil, acompañados de un nutrido grupo de violadores de los derechos
humanos y corruptos expoliadores de las riquezas de sus países, sin
importar realmente las más mínimas condiciones de existencia de los
sufridos pueblos.

También lo integran naciones en avanzada democrática, cuyas membresías
en muchos casos se remontan a los fundadores, quienes las sacaron del
colonialismo y aspiraban a insertarse en pie de igualdad dentro del
promisorio mundo del desarrollo y la prosperidad. Y hasta países que en
una época se consideró que no cumplían los requisitos de la no
alineación se han incorporado en esa flexibilidad propia del oportunista
visionario. País del Tercer Mundo o gran potencia en ciernes, China
también es también miembro del MNOAL.

Con finanzas y mecanismo internacional en mano, las autoridades de la
Isla acechan. Provocan para alcanzar su objetivo: la respuesta lógica.
Pero ese es el dilema que vivimos todos los cubanos y sabemos, como
muchos otros allende los mares, que no se puede poner la caza en boca
del reptil. Bien disfrutaría de tener el campo libre para engullir a sus
presas: cierre de embajadas, expulsión de los corresponsales extranjeros…

De qué derechos humanos se hablaría entonces. Nadie se enteraría de lo
que pasa intramuros. Ello entraría en flagrante contradicción con su
membresía en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU y sus discursos
grandilocuentes presidiendo el MNOAL.

Entonces, ¿no es ya hora de que las autoridades de Cuba den pasos por su
estoico pueblo, liberen a los rehenes martirizados en la cárceles, los
60 prisioneros del grupo de los 75, deje de hostilizar a los 12 que
recibieron licencia extrapenal por motivos de salud, y confiera libertad
a los demás prisioneros de conciencia y políticos pacíficos?

Momento oportuno el actual para incorporarse realmente a la comunidad
internacional, al nivel de los requerimientos y posibilidades que brinda
el siglo XXI, mediante el inicio de la democratización de la sociedad
cubana. El pueblo cubano no merece continuar a la zaga en paupérrimas
condiciones.

URL:
http://www.cubaencuentro.com/es/encuentro_en_la_red/cuba/articulos/otro_ano_de_buena_voluntad

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives