Primavera Negra
Calendar
August 2006
M T W T F S S
« Jul   Sep »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Los disidentes inoportunos

POLITICA
Los disidentes inoportunos

Luís Cino

LA HABANA, Cuba – Agosto (www.cubanet.org) – La sucesión de Fidel
Castro, provisional o definitiva, está trayendo muchas sorpresas. Las
que no previeron los más imaginativos cubanólogos. Y las que faltan
todavía. Cosas veredes, Sancho…

Lo que ocurra en las altas esferas del poder está por ver. Por ahora,
nubes, velos y secretos estatales lo impiden. No asombra, era de
esperar. Lo que sí asombra es que los disidentes nos hayamos convertido
en seres inoportunos y molestos, no para el régimen, que no se acaba de
decidir por la solución final, sino para algunos sectores del exilio,
minoritarios pero estridentes.

Al parecer, a la disidencia interna no le perdonan que no esté
capitaneando ya la sublevación final. Llueven las críticas contra el
Diálogo Nacional de Payá, contra la intransigencia de Martha Beatriz
Roque y contra el hecho de que Vladimiro Roca sea social demócrata.
Contra todos vuelan los dardos venenosos.

A los periodistas independientes nos miran con renovada suspicacia,
cuestionan lo que decimos y lo que no decimos. Todo puede ser utilizado
en contra nuestra.

Ahora, algunos opinan que lo que pagan las páginas digitales a los
periodistas independientes nutre de dólares las arcas de la dictadura.
Es preferible silenciarnos. No importa que seamos una de las partes más
activas de la sociedad civil y que durante años hayamos denunciado los
atropellos del régimen. Lo que no consiguió la Seguridad del Estado
quieren lograrlo, por hambre y a larga distancia, los arranca pescuezos
de última hora.

Hace varias semanas, en un artículo aparecido en Cubanet.org, dije que
los anunciados 80 millones de ayuda a la sociedad civil y la disidencia
cubana contemplados por el más reciente informe de la Comisión para una
Cuba Libre nunca llegarían a la isla. Se trabarían en discusiones en el
Congreso y se quedarían enredados en las leyes del embargo. Sólo
servirían para dar nuevos pretextos a la dictadura con qué justificar la
represión.

El artículo de marras me acarreó no pocos disgustos e incomprensiones,
incluso con personas amigas, en Cuba y en el exterior. Algunos llegaron
a acusarme de posar de anti americano y de hacerle el juego al régimen.
Al parecer, el pensamiento único y las unanimidades no son exclusivos de
los comunistas. Durante demasiado tiempo, todos hemos estado expuestos
al contagio.

Parece que no me equivoqué. La represión masiva contra los disidentes no
ha comenzado, pero ya la ayuda a disidentes y periodistas independientes
empezó a trabarse en las mallas legales del embargo norteamericano.

Ahora que piensan que el final se acerca, a los tremebundos le sobra la
disidencia interna en su ecuación. Tal vez piensan que con el ejército
norteamericano ya es suficiente. Sin disidentes ni periodistas
independientes, será más fácil fabricar un país a su gusto.

Para ellos hay varias malas noticias. Estados Unidos está demasiado
ocupado y preocupado con el Medio Oriente. En Cuba no hay petróleo o
todavía no lo han encontrado. Halliburton no tiene prisas. En todo caso,
la mayor preocupación norteamericana respecto a la actual situación
cubana no es la transición a la democracia, que de cualquier modo
llegará, sino una eventual avalancha de balseros sobre las costas de la
Florida.

A los plattistas, tanto como a la dictadura, se les está pasando su
cuarto de hora.

Ya sería hora de que los extremistas de las dos orillas vayan
comprendiendo que la disidencia interna nació para quedarse. Hasta que
llegue la libertad.

La Patria, esta vez sí, será con todos y para el bien de todos, o no será.

Luicino2004@yahoo.com

http://www.cubanet.org/CNews/y06/ago06/25a6.htm

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives