Primavera Negra

Más de 40 muertos en prisiones cubanas en medio año

Más de 40 muertos en prisiones cubanas en medio año

Informe del Consejo de Relatores de Derechos Humanos de Cuba

Por: Juan Carlos González Leiva, Tania Maceda Guerra y Luís Esteban
Espinosa Echemendía

LA HABANA, Cuba, 26 de junio, (www.cubanet.org) – Las muertes de más de
40 personas en 13 cárceles, de las más de 250 que existen en Cuba,
fueron confirmadas en los primeros 6 meses del año 2008 por miembros del
Consejo de Relatores de Derechos Humanos de Cuba.

La verificación y documentación de los casos requirió incontables horas
de trabajo y riesgos, tanto para los relatores que reportan desde las
cárceles, quienes en no pocas ocasiones recibieron palizas u otros actos
represivos por su labor de denuncia – entre ellos los relatores y
prisioneros de conciencia José Daniel Ferrer García, Rolando Jiménez
Pozada y Juan Carlos Herrera Acosta-, como para nosotros, los que
estamos en aparente libertad, sobre quienes pende la perenne amenaza de
prisión, por denunciar la verdad desde Cuba.

La mayoría de los muertos son personas jóvenes que no rebasan los 40
años de edad.

El responsable absoluto de este desastre es el Gobierno cubano, pues las
causas inmediatas de estas muertes evitables son suicidios, infartos y
otras enfermedades generadas por la subalimentación, mala asistencia
médica, infrahumanas condiciones de vida, palizas y otros malos tratos
carcelarios. Véase que 8 reos se ahorcaron y 10 murieron de infarto.

Cada caso fue denunciado por separado en su momento a través de
PayoLibre, CubaNet, Radio Martí y otros medios digitales, radiales y de
prensa plana.

No contemplamos en este reporte datos pormenorizados de cada suceso,
sino la información básica y verificada que ofrezca una visión real y
general de la gravedad de la situación en las cárceles cubanas.

Nueve reclusos murieron en la prisión de Ariza en Cienfuegos, según
Librado Linares, relator y prisionero de conciencia del Grupo de los 75,
quien se encuentra internado en ese lugar. A continuación los nombres de
algunas de las víctimas y algunos datos:

Fernando Hurtado Carrillo, de unos 47 años de edad, se ahorcó el 5 de
abril a las 11:30 p.m., residía en esa localidad, en el poblado de Guau.

Gustavo Pérez Rodríguez, de 48 años, murió al amanecer del día 14 de
mayo, se desconocen las causas, llevaba una semana muy enfermo. Residía
en la calle 87 # 6207 e/t 62 y 64, rpto. Tulipán, Cienfuegos.

Yislandis Gómez Izquierdo, de 23 años de edad, murió de infarto,
tardaron 3 horas en llevarlo al hospital.
Jorge Luís Jiménez Andino, de unos 35 años de edad, murió de infarto el
30 de abril, residía en la calle 24 de febrero e/t Diego García y
Coronel Rodríguez, Rodas, Cienfuegos.

Maximiliano Troncoso Aguilar, de 54 años de edad, murió de infarto el 17
de abril a las 11:00 p.m., le habían dado dos infartos anteriormente y
padecía de meningitis fulminante, aún así no le concedieron la licencia
extra penal.

Genrry Ordóñez Quiñónez murió, sin recibir la adecuada asistencia
medica, en los primeros días de enero a causa de leucemia. Llevaba dos
meses esperando una transfusión de sangre. Cumplía 5 años de cárcel por
hurto y sacrificio de ganado mayor. Residía en Ariza, Rodas, Cienfuegos.

Leonardo Delgado Díaz, de 62 años de edad, a las 3:00 a.m., el 2 de
marzo, hacía 4 meses que se quejaba de dolencias en los pulmones por
tuberculosis y no recibió asistencia médica adecuada. Vivía en
Covadonga, Central Azucarero Antonio Sánchez, Aguada de Pasajeros,
Cienfuegos.

Librado Linares García añadió, que el 19 de diciembre de 2007, a las
10:00 a.m., Wilfredo Almentero Díaz, de 34 años, se lanzó desde el
tercer piso de la prisión de máximo rigor Ariza I en Cienfuegos, a una
altura de unos 10 metros rompiéndose el cráneo contra el pavimento, en
protesta porque fue retornado al régimen más severo. Los guardias lo
instaban a arrojarse al vacío y se burlaban mientras su cuerpo pendía
del alero. De una condena de 5 años y medio de cárcel por evasión y
otros delitos, había cumplido 4 años y 10 meses. Residía en la calle 63
#6809 e/t 68 y 70, Pueblo Griffo, Cienfuegos.

En la prisión de Valle Grande, en La Habana, murieron 4 reos, entre
ellos se encontraban:

Isaac Alcántara, de 29 años de edad, quien murió de un infarto al
miocardio, el 29 de mayo, sin que le brindaran los auxilios médicos
requeridos. Residía en el reparto Frank País, Managua, Arroyo Naranjo,
Ciudad de La Habana.

El excluible* Félix Oscar Campos Castañeda, de 47 años, murió de un paro
cardiorrespiratorio, el 25 de marzo de 2008. El guardia no le abrió las
rejas diciendo que todos tenemos que morir. La doctora no estaba en la
enfermería. El reo era residente de Jaimanitas, Santa Fe, Ciudad de La
Habana.
*(Excluible denominan a los cubanos que son repatriados por violar las
leyes norteamericanas)

Cuatro reos fallecieron en la prisión Las Mangas de Granma, tres de
ellos son: Michael Santos Depara, Juan Aparicio González e Israel Torres
González.

El joven Michael Santos Depara, de 29 años de edad, se ahorcó con un
alambre en una celda de confinamiento, el 1ro de abril de 2008, en horas
de la tarde. Los militares lo habían esposado con las manos a la espalda
y lanzado del segundo piso por orden del capitán Elio, cayendo de
costado a más de 2 metros y medio de altura. Allí había subido
protestando por la suspensión de una visita conyugal.

Santos cumplía una condena de 11 años por robo con fuerza. No le
brindaron asistencia médica. En la celda de castigo hizo un primer
intento de suicidio y lo desnudaron, pero se desconoce como se hizo del
alambre.

El relator y prisionero de conciencia Rigoberto Zamora Rodríguez, en el
reporte dijo que el reo dejó una carta que permanece en poder del jefe
de la prisión. Residía en 1ra avenida e/t 3ra y 4ta, reparto Caimares,
Manzanillo, Granma.

Juan Aparicio González, de 60 años de edad, se ahorcó el 15 de junio de
2008. Residía en el Batey rural Cabrejes, Bayamo, Granma.

Israel Torres González, de 37 años de edad, murió de un infarto en la
madrugada del 19 de abril de 2008. Desde el atardecer del 18 les pedía a
los guardias que lo llevaran al hospital, pues tenía fuertes dolores en
el pecho. Residía en el Dátil, Bayamo, Granma.

Cuatro reos murieron en la prisión Combinado de Guantánamo:

Neuvis Ortiz Machado, de 36 años de edad, murió de infarto en la
madrugada del 20 de abril de 2008. Pertenecía al piso 3 B, residía en el
Batey la Máquina, Maisí, Guantánamo.

Tomás Pantójas Rodríguez, de 36 años de edad, murió el 16 de febrero en
el destacamento 4B. Era residente de El Níspero, El Salvador, Guantánamo.

Carlos Cobas Gainza, de 41 años de edad, murió a las 4:15 de la
madrugada del 21 de febrero, en el cubículo 3B, de Puriales de Caujerí,
San Antonio del Sur, Guantánamo.

Pascual Correa, de unos 35 años de edad, murió al amanecer del 23 de
febrero.

Todos subalimentados y a causa de la deficiente atención médica, según
denunció el Prisionero de Conciencia del Grupo de los 75 José Daniel
Ferrer García.

Tres muertos en la Prisión Kilo 7 de Camagüey:

Ismario Álvarez Andrade, de 31 años, el 28 de enero, padecía de
trastornos mentales, su estado agravó por la falta de asistencia médica
y la violencia. Se autoagredía con frecuencia. La última vez, reclamando
la dieta médica y medicinas, se tragó un alambre que le provocó
peritonitis. Las autoridades lo apalearon y confinaron en una celda de
castigo, esposado de pies y manos a la reja durante tres días, sin
asistencia médica.

Dennis Pupo Zamora, de 31 años de edad, el 18 de enero murió de infarto.
Pasó toda la noche pidiendo auxilio, al punto que los reos tuvieron que
golpear la reja con una cama. Residía en Nuevitas, Camagüey.

Rafael Sierra García, de 41 años, murió el 23 de febrero. Desde
septiembre de 2007 esperaba la licencia extra penal, pues padecía de
neoplasia hepática. Esta es una información del preso disidente Jorge
Alberto Liriano Linares, confirmada con el relator y Prisionero de
Conciencia del Grupo de los 75 Normando Hernández González.

El recluso Fiss Casa Fábrega, de 35 años de edad, se ahorcó en una
rigurosa celda de confinamiento y castigo de la prisión de Cerámica Roja
en Camagüey, el 5 de junio. El prisionero político Edberto Ángel
Escobedo dijo que lo encontraron al amanecer, pues la celda está tan
aislada que ni los guardias van por allí casi nunca. La celda está
totalmente tapiada, sin iluminación. En ocasiones dejan de llevar los
alimentos y mantienen a los penados desnudos o en ropa interior. Aquí
ponen a los enfermos de SIDA y a los plantados. A veces se desgastan
tanto de gritar durante horas, que a penas se escucha algo a 10 metros
de distancia.

Dos reos murieron en la Prisión La Pendiente, en Santa Clara, Villa
Clara, uno de ellos fue Eliecer Vergara Pino, de 35 años, quien se
ahorcó en la madrugada del 30 de enero en el destacamento #10, según
reporte del disidente Javier Delgado Torna, confirmado con el relator y
prisionero de conciencia de los 75 Léster González Pentón.

Luís González Díaz, de 27 años de edad, murió de un infarto cardiaco en
la prisión Cuba Sí de Holguín, el 19 de Abril de 2008. Anteriormente
había rebasado otro infarto. Amaneció con fuertes dolores precordiales y
pasó todo el día pidiendo asistencia médica pero se la negaron, falleció
a las 6:30 p.m., en el destacamento 5. El relator y prisionero de
conciencia Alexánder Santos Hernández dijo que le inyectaron duralgina
en dos ocasiones.

Jorge Ramírez Montesino, de 50 años, murió de un infarto el 22 de marzo
de 2008, en la enfermería de la prisión Kilo 5 de Pinar del Río. Tenía
indicada la licencia extra penal, pues le habían dado dos infartos
anteriormente, así como la recomendación de ser remitido con urgencia a
un Cardiocentro, pero los militares se negaron. El relator y prisionero
de conciencia de los 75, Nelson Molinet Espino, dijo que era hipertenso
crónico y que a veces le faltaban las medicinas.

En la prisión de Canaleta, en Ciego de Ávila, murieron 3 reos, entre ellos:

Osmel Pedroso Pérez, de 31 años de edad, murió de un infarto al
miocardio el 9 de abril de 2008, según denuncia de Leonel Grave de
Peralta, prisionero de conciencia del Grupo de los 75, quien dijo que el
reo era asmático y residía en La Habana.

Rey Ramón Gómez Álvarez, murió electrocutado en enero. Era natural de
Las Tunas.

Jorge Luís Acuña Arias murió por los batazos propinados por Adrián
Guillén Gonzáles después de una discusión en la Prisión La 60 de Isla de
Pinos, en la tercera semana de marzo, según reporte del relator y preso
de conciencia del Grupo de los 75 Fabio Prieto Llorente.

Diosmel Castillo Martín, de 25 años de edad, se ahorcó en la medianoche
del 15 de mayo de 2008 en la prisión de Quivicán, provincia Habana. El
relator y prisionero de conciencia del Grupo de los 75 José Miguel
Martínez, dijo que se encontraba en celda de castigo por problemas entre
reos. Residía en Cabañas, Mariel, Provincia Habana. El oficial que lo
castigó fue el primer teniente William Gainza López.

Andrés Vázquez Rodríguez, de 57 años, falleció el 24 de marzo en la
prisión de Guanajay, provincia Habana. Llevaba más de 20 días con
intensos dolores abdominales sin la asistencia médica adecuada, sólo le
suministraban calmantes. Cumplía una condena de 30 años por hurto y
sacrificio de ganado mayor, y tenencia de arma de fuego, según informó
el Prisionero de conciencia de los 75 Efrén Fernández Fernández.

Dos reos fallecieron en el Combinado del Este, Ciudad de La Habana:

Edgard Wilson Bonbal Rojas, de 23 años de edad en la compañía 2, tercer
piso, murió de infarto, en abril. Pidió auxilio porque sufrió un fuerte
dolor precordial pero no le hicieron caso, lo sacaron muerto.

Humberto Álvarez Chile, de 40 años de edad, murió por tuberculosis, el
24 de abril de 2008.

Más de medio centenar de reos murieron en el 2007, en las cerca de 250
prisiones del país. El gobierno cubano impide el acceso a esta
información. Por eso es difícil completar datos como nombres, apellidos,
direcciones y demás generales de las víctimas.

Centro de Información del Consejo de Relatores de Derechos Humanos de Cuba.

http://www.cubanet.org/CNews/y08/junio08/26noticias6.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives