Primavera Negra

Carlos García-Pérez: «Radio Martí es voz de muchos cubanos que desean vivir sin mentir»

Carlos García-Pérez: «Radio Martí es voz de muchos cubanos que desean
vivir sin mentir»
23-04-2011 – 11:37 pm.

El abogado Carlos García-Pérez, miembro de la Fundación Nacional Cubano
Americana (FNCA) y director de Radio-TV Martí desde septiembre de 2010,
responde a los lectores de DIARIO DE CUBA.

Humberto Herrera Carles: Señor Pérez, ¿puede usted mencionar dónde hay
una solicitud expresa del pueblo cubano a que lo invadan con una emisora
que a la mayoría no nos interesa escuchar? Además, lo que ustedes hacen,
¿no es una violación de las leyes internacionales en cuanto a
transmisiones radioeléctricas contra un país soberano? Gracias.

Sr. Herrera Carles. El pueblo de Cuba, al igual que todos los pueblos
del mundo, tiene derecho a la libre información. La Declaración
Universal de los Derechos Humanos, adoptada en 1948 por las Naciones
Unidas y de la que Cuba es signataria, estipula en su artículo 19, que
"todo individuo tiene derecho a… recibir informaciones y opiniones, y el
de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de
expresión". Los cubanos tienen ese derecho también. Radio Martí inicio
sus trasmisiones en 1985 con esa misión: informar al pueblo de Cuba,
exponer y difundir los diferentes puntos de vistas y brindar la
información a la que no tiene acceso.

En el Pacto Universal de Derechos Civiles y Políticos, también adoptado
por las Naciones Unidas en 1976, (que Cuba firmó en febrero del 2008,
pero que todavía no ha ratificado) se reconoce el derecho manifiesto en
el artículo 19, inciso 2, que "toda persona tiene derecho a la libertad
de expresión; este derecho comprende la libertad de buscar, recibir y
difundir informaciones e ideas de toda índole, sin consideración de
fronteras, ya sea oralmente, por escrito o en forma impresa o artística,
o por cualquier otro procedimiento de su elección. Radio y Televisión
Martí ha mantenido esos principios para el desarrollo de su trabajo. El
interés por escuchar Radio Martí ha sido permanente y eso se refleja en
las llamadas diarias desde la Isla, el envió de correos electrónicos y
la participación de personalidades desde Cuba en nuestra programación.

Roberto Méndez: Cuatro preguntas, y ojalá no se ande usted por las
ramas: ¿Cómo es posible que con el presupuesto millonario de Radio-TV
Martí su cobertura esté entre las peores del tema cubano? ¿Es cierto que
hay salarios que se han adjudicado como 'premios' y amiguismo, y que
ahora sale muy caro revisar esos contratos? ¿Por qué sigue la emisora
empleando a personas que el FBI sospecha pueden ser agentes cubanos
infiltrados? ¿Por qué la web noticiosa de Radio Martí tiene un nivel tan
pobre, a la altura de cualquier blog o portal que no cuenta con
presupuesto gubernamental para informar?

Señor Méndez: Intentaré responder esas cuatro preguntas en una sola
respuesta. La cobertura noticiosa de Radio y TV Martí está dedicada en
su mayoría al tema cubano. Todo lo que se publica en el mundo, lo que
sucede y atañe al pueblo cubano es información para Radio y TV Martí y
más recientemente para Martinoticias.com. Todo material original sobre
el acontecer cubano se pone a diario en las emisiones noticiosas de
Radio y Televisión y aparecen en nuestro sitio de internet. El sistema
de contratación es el mismo para cualquier agencia federal y pasa por un
proceso de selección. Todos los empleados federales y contratistas pasan
por un chequeo de seguridad. Martinoticias.com, si lo ha visitado
recientemente, ha cambiado en diseño y contenido. Tiene nuevas
secciones, la cobertura sobre Cuba es completa, desde deportes hasta arte.

En referencia a la audiencia de Televisión Martí en Cuba, me gustaría
referirle a lo escrito por un reconocido periodista dentro de la Isla.
La pagina de internet www.desdelahabana.net, donde escriben la abogada
Laritza Diversent y el periodista Iván García, tiene una reseña en la
llamada Carpeta de Iván sobre este tema. Muchos de los artículos de Iván
son reproducidos semanalmente por el diario español El Mundo y en mayo
del 2010 publicó uno con el sugestivo título de Lo miran por TV –
Capitalismo a distancia. En el mismo se hace una descripción de los
programas de la televisión extranjera que los cubanos de la Isla se
dedican a ver en sus receptores chinos. Está la CNN, ESPN, Univisión,
Discovery Channel y está TV Martí. La foto que reproduce el diario
español es la de un niño cubano en una humilde residencia viendo un
programa de TV Martí. Imágenes como esa inspiran. Existe en estos
momentos una política de revisión de la programación y bajo esta
administración nos hemos propuestos elaborar nuevos programas, revisar
los existentes y adaptar nuestra programación a las necesidades de
información de la población en Cuba.

Roberto Hernández Ulloa: ¿Hasta cuándo van a seguir los dirigentes
estafando a los cubanos que quieren viajar? Salir de Cuba es una odisea.
El permiso pasa por decenas de manos. El pasaporte lo pagas en la moneda
que no te pagan el salario. Es el pasaporte más caro del mundo, 55 cuc.
Es el documento que más se actualiza en el mundo, cada dos años, 25 cuc
(ambos precios si estás en Cuba, si estás fuera, agárrate). Hay que
pagar 150 cuc en la moneda que no te pagan para obtener la carta de
libertad. Si te pasas más de un mes en el país que visitas, pagas una
cuota mensual, de lo contrario no puedes regresar. A los once meses y…
si no has regresado te declaran inmigrante y te confiscan los bienes. Si
una esposa o esposo de un cubano que le han concedido la nacionalidad
española recientemente quiere viajar con su compañero o compañera, no le
es permitido hasta que no presente una carta de invitación que tiene que
ser hecha en España, y así debes pagarle a un notario español, además de
200 euros al consulado de Cuba en España. ¿Se sabe de estas barbaridades
que van contra todo derecho humano?

Señor Hernández Ulloa. Muchas gracias por su descripción exhaustiva de
la odisea que tiene que pasar el cubano residente en la Isla para viajar
al extranjero. Recordemos también la odisea del que quiere visitar su
país de origen. Ante las autoridades de la Isla de nada vale el que la
persona sea ciudadana extranjera. La Constitución cubana de 1976 expresa
en su artículo 32 que no se admite la doble ciudadanía y al adquirir una
ciudadanía extranjera se pierde la cubana. Entonces, la pregunta válida
es: ¿para qué sirve el pasaporte cubano si el portador del mismo no es
ciudadano cubano? El derecho a entrar y salir de un país es uno de los
estipulados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que
expone en el articulo 13 a) Toda persona tiene derecho a circular
libremente y a elegir libremente su residencia en el territorio de un
Estado, y b) Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país,
incluso del propio, y a regresar a su país.

Alfredo de J. Viso: Estimado Carlos. Un placer agradecer en su persona a
todo el personal de Radio y TV Martí, la labor que desarrollan. Radio
Martí fue el medio por el cual las denuncias que enviábamos des
de las
prisiones camagüeyanas se hacían publicas: reclusos tuberculosos, abusos
y condiciones infrahumanas mejoraban cuando Radio Martí se convertía en
nuestra voz. Hoy me resulta muy fácil escuchar a Radio Martí y ver TV
Martí a través del satélite Hispasat porque vivo en Estados Unidos.
Desde aquí me he propuesto ser la voz de aquella emisora que tanto nos
ayudó en la cárcel. He tomado la iniciativa de enviar a Cuba a través de
correos electrónicos las noticias que se publican en
www.martinoticias.com. Con ese modesto aporte, me he propuesto ayudar en
el objetivo de llevar información al pueblo, mas allá de la
interferencia del régimen.

Señor De J. Viso. Muchísimas gracias por sus palabras de agradecimiento
al personal de Radio y TV Martí. Radio Martí es parte de esa voz de
muchos cubanos que desean vivir sin mentir, sin doble moral y dicen o
escriben lo que piensan. Cuando se refiere a Hispasat es precisamente
ésa una de nuestras plataformas para llegar a la teleaudiencia en Cuba.
El cambio democrático en cualquier país no es tarea de unos pocos, es el
empeño de muchos.

Jorge Macías: ¿Por qué se ha persistido en mantener el proyecto de TV
Martí, si ustedes y todo el mundo sabe que no se puede ver en la Isla?
¿Por qué cientos de millones de dólares malgastados en algo que no
funciona y que se pudieran utilizar en algo más efectivo para promover
la democracia?

Señor Macías. La prensa oficialista a cada rato publica un artículo de
escarmiento para anunciar nuevas sanciones y multas a los que poseen
antenas parabólicas. La persecución contra las antenas se ha reportado
por medios de prensa internacionales. En enero de este año la prensa
oficialista en la Isla se encargó de repetir que "por las emisiones
televisivas ilegalmente distribuidas llegan a diario mensajes
desestabilizadores e injerencistas". En los últimos tiempos, dos o tres
veces al año oímos las amenazas contra las antenas parabólicas. Así
corroboran que hay mercado en Cuba para la televisión extranjera y que
hay mucha demanda de información.

Isla a La Deriva: No conozco la programación de Radio-TV Martí, pero
intuyo, defiende los intereses ultraconservadores de la derecha
cubano-miamense. Intereses por demás que no son, según creo, lo que más
le conviene a una Cuba post-régimen. ¿Cuál sería la postura de Radio-TV
Martí en caso de que hubiese cambios políticos en Cuba? Pregunto para
saber si de aquí a unos años habrá que meterle metralla también a sus
instalaciones.

Isla a la Deriva. Radio y TV Martí no pueden responder a los intereses
de un grupo determinado de personas porque es parte de una entidad
federal de Estados Unidos. Usted tiene el derecho a tener una opinión
(con la cual podemos no estar de acuerdo) sobre que le conviene a una
Cuba post-régimen. Coincidimos en que habrán cambios políticos en Cuba
al erradicarse el régimen actual. El que se proponga "meterle metralla"
a quien difiera de usted nos reafirma en que habrá que seguir informando
en Cuba sobre la necesidad de la tolerancia y el pluralismo de ideas.

Ernesto Gutiérrez Tamargo: Tengo tres preguntas: 1) ¿Qué nuevos
contenidos se incorporarán a la parrilla de la Radio (la TV es un
fracaso y no llega a Cuba desde que se creó) para ganar audiencia? 2)
¿Con qué profesionales piensan contar (p.ej., pienso si contarán ustedes
con Raúl Rivero, el mejor escritor y periodista cubano del exilio: sus
premios en Europa y USA así lo acreditan)? 3) ¿No han pensado cambiar de
plano toda la Radio para convertirla, en verdad, en un modelo de radio
moderna, dinámica, informativa —al estilo de Radio France
Internationale, Radio Exterior de España, etc.— donde la clave y esencia
sea la constante información en tiempo real de lo que pasa en Cuba y en
el mundo? Mi gratitud por su atención.

Señor Gutiérrez Tamargo. Gracias por sus buenos deseos ante esta inmensa
tarea en la que me he enfrascado en los últimos meses. En el plano
personal ha sido un cambio total no solo para mi persona sino también
para mi familia. Con grandes expectativas acepté el nombramiento y a
diario el trabajo ha demostrado que es un verdadero reto en todo el
sentido de la palabra.

La programación de Radio y TV Martí se ha ido cambiando paulatinamente.
Nuevos programas se han añadido con diversos contenidos. La búsqueda de
nueva audiencia en sectores diversos de la sociedad cubana es una de
nuestras prioridades. Pensamos en los jóvenes, en los adolescentes, en
los cubanos que se sienten discriminados, en los amantes del deporte, en
los que quieren levantar su voz para denunciar la corrupción, en los
enfermos, en los activistas demócratas y en los miembros de esa sociedad
civil. En los Martís existe un personal profesional, conocedor de la
realidad cubana, y siempre nuestras instalaciones han estado abiertas a
toda la colaboración de los que desean hacer un aporte periodístico.
Raúl Rivero, a quien usted menciona en la pregunta, siempre tuvo un
espacio en Radio Martí cuando estaba en Cuba, antes de caer preso y
después de ser liberado. Sus comentarios posteriores desde España
siempre tuvieron eco en Radio Martí. Y como Rivero, muchos otros
informadores que estuvieron presos tras la primavera negra del 2003 u
otros que permanecen en Cuba.

El hombre que ama a los gatos: ¿Qué medidas concretas piensa usted
implementar para que Radio Martí recupere en algo la audiencia y la
credibilidad entre los cubanos de adentro? ¿El traslado de Radio Martí
de Washington a Miami, cree usted que es una de las causas de que su
programación se haya deteriorado considerablemente o cuál sería, según
usted, la razón de que Radio Martí haya perdido el papel que tuvo hace
tiempo? ¿Cómo enfrenta usted el reto en la era de las nuevas tecnologías
y sobre todo internet?

Señor que ama a los gatos. La pregunta sobre medidas para la audiencia
ya tiene su respuestas en similares inquietudes de otros participantes.
Puede en ellas ver los planes y medidas. El traslado de la emisora de
Washington D.C. a Miami se produjo en unas circunstancias determinadas y
por la decisión tanto de la administración como del Congreso. Durante
años la programación ha ido cambiando. Desaparecen programas, vienen
nuevos, se reestructura la programación. Radio Martí no ha perdido la
misión por la que se creó. En cuanto al tema de las nuevas tecnologías
usted puede seguir el acontecer cubano mediante nuestras cuentas en las
redes sociales tanto en Facebook, Youtube, Twitter, RSS y las puede
recibir en su teléfono móvil gratuitamente. La página de internet es uno
de nuestros más recientes orgullos.

José Julián: ¿De veras alguien aún cree que TV Martí se ve en Cuba? En
Cuba la programación de las principales cadenas televisivas circula de
mano en mano a través de DVDs, memorias flash y todo tipo de soportes
informáticos. Es normal caminar por una calle cubana y escuchar el
sonido proveniente de cualquier casa, con las programaciones de la
televisión local de Miami… Pero ojo, todos los canales menos TV Martí.
¿Por qué será esto? ¡Uhm! Ojal
á publiquen este comentario y no hagan
como en la prensa cubana, que 'escogen' los comentarios favorables….
Ojalá no me demuestren que es lo mismo a ambos lados del estrecho.

Señor Julián. En cuanto a la recepción de TV Martí por favor lea las
respuestas tres y seis. En ellas hay una explicación detallada sobre las
estaciones de televisión que se ven en Cuba. Y en cuanto a la
publicación de su comentario le afirmo que la separación geográfica no
es la principal diferencia entre la prensa oficialista en Cuba y la que
se practica en Estados Unidos.

Abigail Rodríguez: El régimen ha invertido en los últimos años decenas
de miles de millones de dólares en la compra, instalación y puesta en
marcha de miles de transmisores y repetidores, cuya única función es
silenciar a 'la radio enemiga' y, por supuesto, Radio Martí encabeza la
lista. No obstante, el cubano se las sigue agenciando para continuar
buscando las noticias de Martí, como una forma de evadir a la Mesa
Redonda, el 'Granma' y el resto de la pacotilla panfletaria castrista.
Mi pregunta es: ¿Es la dirección y el equipo de trabajo de Radio Martí
consciente del papel histórico que desempeñan en la entrega de una
información fidedigna y discrepante del régimen? ¿Cómo van a ayudar a
los cientos de corresponsales, colaboradores y oyentes dentro de la
Isla, ahora que no se escucha Radio Martí en casi ningún lado?

Señor Rodríguez. Conocemos de la labor que realiza el régimen de La
Habana para intentar bloquear la señal de Radio y TV Martí. Su
testimonio es uno más de los que nos llegan con frecuencia sobre esos
trabajos del Ministerio de Informática y Comunicaciones en coordinación
con el MININT y el MINFAR. El que Radio Martí "encabeza la lista" de lo
que ellos llaman "radio enemiga", como usted mismo afirma, es una
muestra de que sigue en el dial de los radios cubanos. El ser una
alternativa veraz ha sido y es el motivo en nuestros predios. Nuestra
mejor manera de ayudar a los radioyentes es brindando una información de
calidad, en tiempo y de manera precisa. Cuando en Cuba dicen, lo dijo
Radio Martí, lo hacen con la certeza de que son palabras de ley lo que
escucharon.

María Eugenia Hernández: ¿Es Radio Martí una opción viable para la
recepción de información para el pueblo cubano en medio de las
inversiones que hace el régimen para neutralizar su señal? ¿Cómo podría
el pueblo acceder a Radio Martí ahora que lo tienen bloqueado en
prácticamente toda la isla?

Señora Hernández. A pesar de los esfuerzos que hagan en La Habana para
bloquear la señal, Radio Martí sigue presente en las ondas hertzianas.
El cubano sigue escuchando la emisora. Un solo ejemplo le quiero poner y
ojala muchos de los que preguntaron antes de usted lleguen hasta esta
pregunta para que se cercioren de la potencia y vigencia de Radio Martí.
En el año 1993 el ya fallecido padre Francisco Santana inicio un
programa por esta estación al que llamó El cubano y su fe. El nombre
tenía dos propósitos, abundar en la enseñanza de la fe a los de la Isla
y ser también el familiar en el extranjero (FE) de cada cubano
necesitado de medicinas.

Cada domingo el padre Santana pedía a los cubanos que le escribieran,
que le pidieran lo que ellos necesitaba que él lo mandaba con mucha fe
para la recuperación y como familiar en el extranjero. Y comenzó a
recibir cartas desde la Isla pidiendo cuanto medicamento se necesitaba.
De todos los puntos de Cuba y de todos los estratos sociales. Desde
militantes del partido, militares o funcionarios, hasta opositores,
presos políticos y desafectos al régimen. Tuvo el padre Santana que
organizar la ayuda para el envío y creó una organización humanitaria que
llamó "Cubanos con fe en acción". Predicaba y practicaba la fe. Así lo
hizo hasta que falleció en 2004. En las oficinas de esa agrupación en
Miami están archivadas cerca de 50 mil cartas enviadas desde Cuba por
cubanos enfermos solicitando desde sillas de ruedas hasta aspirinas.
Todas fueron contestadas y las solicitudes enviadas a Cuba.

http://www.diariodecuba.com/participa/entrevista/carlos-garcia-perez-radio-marti-es-voz-de-muchos-cubanos-que-desean-vivir-sin-m

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives