Primavera Negra

Exilio rinde un emotivo tributo a la madre de Zapata Tamayo

Disidencia, Exilio

Exilio rinde un emotivo tributo a la madre de Zapata Tamayo

Reina Luisa aseguró que el Gobierno jamás pudo doblegar a su familia:
"Muertos primero antes de ser pisoteados y así se lo dijimos hasta el
último momento"

EFE, Miami | 11/06/2011

El exilio en Estados Unidos rindió este sábado un emotivo tributo a
Reina Luisa Tamayo, madre del fallecido opositor Orlando Zapata Tamayo,
quien viajó a este país como refugiada política con las cenizas de su
hijo, considerado por sus compatriotas como un "mártir" y un "símbolo de
la resistencia".

Decenas de cubanos recibieron de pie a Tamayo cuando llegó a un teatro
de Miami vestida de blanco y portando el cofre con las cenizas del
disidente que murió en 2010 después de una prolongada huelga de hambre
para exigir que se le tratara como un prisionero de conciencia.

"Zapata vive. Viva Cuba libre", gritó la mujer, de 62 años, mientras
caminaba hacia el escenario, seguida por el alcalde de Miami (Florida),
Tomás Regalado; los corregidores de otras ciudades del condado de
Miami-Dade; congresistas y representantes de varios grupos del exilio.

El opositor fue detenido durante la ola represiva conocida como la
Primavera Negra de 2003 cuando el régimen castrista arrestó a 75
disidentes, los acusó de conspirar con EEUU, entre otros delitos, y los
condenó a penas de cárcel.

Reina Luisa Tamayo, que junto a doce de sus familiares llegó el jueves a
Miami con las cenizas del disidente, relató los últimos días que vivió
su hijo, las palizas, humillaciones y ofensas que, afirma, recibió de
parte del Gobierno cubano.

"Después de una huelga de hambre de 47 días lo trasladaron,
innecesariamente, para ir buscándole su derrota, lo llevaron para Kilo
8, prisión que se llama 'Se me perdió la llave'. Me dijeron 'vamos a
acabar con este negro' y es verdad que acabaron con él", contó con entereza.

Tamayo, al lado de un busto de su hijo rodeado por rosas blancas y
rojas, aseguró que después de 53 días le permitieron verlo cuando el
opositor había estado dos veces en condición grave y luego de que ella
protagonizó una protesta en su residencia tapizando la casa por fuera
con fotos de Zapata.

"Ellos le retiraron el agua, su único alimento. Se me permitió pasarle
una sola botellita de agua y él, con todos sus dientes flojos, me decía:
'Mamá, ni la mitad de un caramelo me traiga", rememoró en un teatro en
penumbras.

Cuando murió no le permitieron que le colocara "ni un azulejo en su
tumba" y denunció que el Gobierno cubano trató de "asfixiarla" unas
"cuantas ocasiones".

"Los hermanos Castro son unos asesinos, unas ratas de alcantarilla, unos
cobardes", expresó mientras sus compatriotas gritaban: "Abajo los
Castro, libertad".

Aseguró que el Gobierno de Raúl Castro jamás pudo doblegar a su familia:
"Muertos primero antes de ser pisoteados y así se lo dijimos hasta el
último momento".

Pidió a las madres cubanas no tener miedo y que luchen por sus hijos al
igual que lo hizo ella.

Afirmó que se vio obligada a dejar su país para salvar "a los hijos" que
le quedan. Pero "seguiré luchando arduamente para que el asesinato de
Orlando Zapata Tamayo jamás quede impune", añadió.

"Estoy muy contenta con todo el recibimiento que nos han dado. Traigo en
mis manos las cenizas del mártir por la democracia en Cuba, luchador
pacífico por los derechos humanos, que fue asesinado por los hermanos
Castro", dijo Tamayo, que recibió una placa que contiene una breve
reseña de la vida y el activismo de Zapata.

Tomás Regalado, alcalde de Miami, le dio la bienvenida y resaltó que la
ciudad, "la capital del exilio cubano", tendrá uno de los "tesoros" más
importantes: "las cenizas de este mártir. Seremos los custodios de este
símbolo de los derechos humanos y la libertad de expresión".

Comunicó que entre los asistentes al homenaje se encontraba una
española, Mari Paz Martínez Nieto, que hace más de 30 años "apostó por
los derechos humanos en Cuba".

"Gracias a ella el mundo ha tenido que reconocer que en Cuba se
mancillan los derechos humanos", expresó Regalado.

Martínez Nieto, presidente de la Asociación por la Paz Continental
(Asopazco), declaró a periodistas que Tamayo en Europa representa un
orgullo.

"Para nosotros ha sido el aldabonazo de despertar conciencias. Es una
mujer blandiendo la bandera de la libertad y de los derechos humanos con
una valentía y un arrojo tremendo", dijo la activista, cuya organización
hace dos meses otorgó un premio, en ausencia, a la madre de Zapata Tamayo.

Orlando Cordovés, presidente del grupo Municipios de Banes en el exilio,
uno de los organizadores del tributo, subrayó que Zapata es "el símbolo
de la resistencia, el espejo de que los Castro fracasaron en preparar a
la juventud para que continuaran con esa dictadura".

http://www.cubaencuentro.com/cuba/noticias/exilio-rinde-un-emotivo-tributo-a-la-madre-de-zapata-tamayo-264055

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives