Primavera Negra

Cumbre de las Américas – Raúl Castro y los opositores a un mismo foro

Cumbre de las Américas: Raúl Castro y los opositores a un mismo foro
NORA GÁMEZ TORRES NGAMEZTORRES@ELNUEVOHERALD.COM
04/04/2015 9:14 PM 04/04/2015 9:21 PM

Los jefes de estado y de gobierno del hemisferio se reunirán a finales
de la próxima semana en la VII Cumbre de las Américas en Panamá, en un
encuentro que muchos creen será acaparado por la participación de Cuba
en el marco del proceso de normalización de relaciones de la isla con
Estados Unidos.

Cuba aceptó la invitación del gobierno panameño para participar en la
cumbre, que se realizará el 10 y el 11 de abril, en lo que sería la
primera vez que el presidente estadounidense, Barack Obama, y el
gobernante cubano Raúl Castro, compartan un mismo foro político después
del anuncio del 17 de diciembre.

Que se conozca públicamente hasta ahora, los dos mandatarios solo
intercambiaron saludos en el funeral de Nelson Mandela y conversaron
telefónicamente por 45 minutos para sellar el acuerdo de restablecer
relaciones que cambió la historia de los nexos entre ambos países.

“Al estar Cuba en la cumbre por primera vez, obviamente va a robar una
gran cantidad de atención”, dijo Roberta Jacobson, secretaria de Estado
adjunta para Asuntos del Hemisferio Occidental, durante una vista previa
de la cumbre en la Institución Brookings el viernes. “Eso elimina una
enorme irritación de nuestra nuestra política para América Latina”, añadió.

Y aunque los medios estarán pendientes de la interacción de ambos
–Jacobson dijo que esto sucederá, sin dar más detalles–, la Cumbre será
también escenario de otro encuentro sin precedentes: por primera vez,
opositores, activistas por los derechos humanos y artistas
contestatarios compartirán un mismo espacio con miembros de
organizaciones políticas, estatales y “de masas” gubernamentales en
actividades paralelas a la reunión de mandatarios.

El coordinador del Foro de la Sociedad Civil y Actores Sociales de la
Cumbre, Rubén Castillo, dijo a el Nuevo Herald que en el encuentro, “van
a estar representados la disidencia cubana y los demás grupos de la
sociedad civil de Cuba. Vamos a hacer un esfuerzo para que todo el mundo
tenga una representación y hagamos un debate de altura”, agregó.

La Fundación para los Derechos Humanos en Cuba (FHRC), la Fundación
Nacional Cubano Americana y la Cuban Soul Foundation (CSF) informaron
que llevarán una delegación de “19 líderes cívicos independientes,
activistas de derechos humanos, periodistas independientes, blogueros,
artistas y músicos alternativos todos con domicilio en la isla”.

Entre los panelistas de un evento sobre derechos humanos de la FHRC, en
colaboración con CSF y la sede en Panamá de Universidad Estatal de La
Florida (FSU Panamá) a celebrarse el ocho de abril, se encuentran los de
Manuel Cuesta Morúa, Guillermo Fariñas y Berta Soler que participarán
junto a blogueros, raperos, periodistas y artistas independientes.

Según los organizadores panameños del Foro, se espera que asistan
alrededor de 30 representantes de la oposición y la sociedad civil
independiente pero las listas oficiales de invitados no se han hecho
públicas, por temor a que el gobierno cubano obstaculice su
participación en el evento, como lo ha hecho con el activista por los
derechos humanos Antonio Rodiles, a quien las autoridades cubanas le
confiscaron su pasaporte.

“¿Por qué impide que un grupo importante de cubanos pueda viajar a
Panamá? ¿por qué impone limitaciones a nuestras libertades de
movimiento?”, cuestiona Rodiles en una carta abierta a Raúl Castro y agrega:

“Le escuché decir que la ‘sociedad civil’ cubana irá a desenmascarar a
los mercenarios y sus patrones, vuelvo a recordarle que usted, su
hermano y su grupo, son los mayores traidores y anticubanos y que sus
voceros y represores son los verdaderos mercenarios”, agrega.

Los activistas que no podrán asistir a la Cumbre –entre ellos ex presos
del grupo de los 75, como el líder de la UNPACU, José Daniel Ferrer–
celebrarán en varias provincias una “Cumbre paralela”.

La mayoría de las organizaciones opositoras dentro de la isla –como el
Partido por la Democracia Pedro Luis Boitel, Arco Progresista, el Frente
Antitotalitario Unido, la Unión Patriótica de Cuba, Ciudadanas por la
Democracia y el Comité Ciudadanos por la Integración Racial (CIR)–
consensuaron un documento para llevar un “mensaje unido” a la Cumbre,
con propuestas de una nueva ley electoral y de asociación.

“Es claro que una sociedad civil vigorosa solo es posible donde se les
reconoce independencia a sus ciudadanos y se les respeta sus derechos y
libertades fundamentales. La VII Cumbre de las Américas es la
oportunidad para que el hemisferio occidental reconozca la legitimidad
de la sociedad civil cubana independiente dentro de la lsla y en la
Diáspora como interlocutora válida del pueblo cubano”, destaca el documento.

“Es también el escenario para hacer evidente que la plena inserción del
gobierno cubano en el sistema interamericano es incompatible con los
postulados de la Carta Democrática Interamericana”.

Cuba aceptó la invitación del gobierno panameño para asistir a la
Cumbre, por primera vez desde que su suspensión en la Organización de
Estados Americanos (OEA), que data de 1962, fuera anulada en el 2009.

La prensa oficial anunció que la delegación que participara en los foros
y actividades paralelas de la VII Cumbre de las Américas estará
compuesta por “más de un centenar de representantes de la sociedad civil
cubana: actores sociales, jóvenes, intelectuales, campesinos,
cooperativistas, empresarios y académicos”.

La mayoría de estas organizaciones tienen vínculos directos con el
Estado, pues la ley de asociaciones actual requiere que las ONGs tengan
un organismo “de relación” estatal. Algunos de sus dirigentes son
miembros del Consejo de Estado, como Ulises Guilarte, secretario general
de la Central de Trabajadores de Cuba, el único sindicato legalmente
reconocido en la isla.

Según reporta el sitio oficial Cubadebate, la delegación llevará a
Panamá “los mandatos y recomendaciones de la sociedad civil y la
juventud cubanas” y agrega que “la delegación caribeña sabrá no solo
defender sus posiciones, sino también expresar su solidaridad con los
pueblos hermanos de la región”.

El estado cubano también utilizará la Cumbre para promocionar algunos de
sus productos. Un reporte de la agencia Prensa Latina informa que el
presidente de Cuba Ron y Havana Club Internacional S.A., Juan González
Escalona, participará en la II Cumbre Empresarial de las Américas,
prevista del 8 al 10 en Panamá, para promover marcas cubanas de ron así
como buscar “nuevos mercados y posibles inversores”. Algo similar harán
representantes de la empresa estatal Unión Cuba-Petróleo (Cupet),
quienes presentarán en Panamá el potencial para la exploración petrolera
de una zona marítima en el golfo de México, denominada en Cuba como Zona
Económica Exclusiva.

La prensa oficial cubana por su parte, está denunciando la participación
de los opositores y activistas cubanos como “provocaciones” y “complots
anticubanos” organizados en conjunto con líderes de la oposición venezolana.

No obstante, voces dentro de Cuba, como las de Manuel Cuesta Morúa,
líder de Arco Progresista, han insistido en que la Cumbre es una
oportunidad única, que debe emplearse para aprender el lenguage “de lo
civil”, “vindicar” la imagen de los opositores –a quienes el gobierno
cubano presenta como “gente incapaz, algo desarrapada, sin propósito ni
meta, y que solo busca un par de beneficios”– y practicar un espíritu
inclusivo: “hemos sufrido en carne propia una exclusión cincuentenaria
como para que paguemos con la misma moneda”.

Un mensaje similar envió la bloguera y directora del diario digital
14ymedio, Yoani Sánchez, quien pidió “renunciar a la descalificación” de
los miembros de organizaciones con vínculos con el estado, como la
Federación de Mujeres Cubanas o los Comités de Defensa de la Revolución,
que asistan a la Cumbre, por englobar a gran número de cubanos, “ya sea
por automatismo, incapacidad de elegir otras opciones, miedo o verdadera
complacencia”.

“Desconocerlas es amputar una parte de nuestra realidad”, subrayó en un
artículo de opinión para ese medio.

Venezuela en el centro de la discordia

Pero la posibilidad de diálogo y debate entre simpatizantes y opositores
al gobierno, y entre las delegaciones de Estados Unidos y Cuba, podría
verse obstaculizada por otro tema de polarización: Venezuela.

Tras el reciente decreto presidencial –que acompaña a las sanciones a
siete funcionarios venezolanos, involucrados en violaciones de los
derechos humanos–, que califica a Venezuela como una amenaza a la
seguridad nacional de Estados Unidos, el gobierno venezolano lanzó una
campaña internacional titulada “Obama deroga el decreto ya”. El objetivo
es recabar diez millones de firmas, varios dentro de Cuba, que el
presidente Nicolás Maduro piensa entregar a Obama durante la Cumbre.

De este modo, “la solidaridad con Venezuela ante las más recientes
acciones agresivas estadounidenses” se ha convertido en una “postura
fundamental” de la delegación oficial cubana a la Cumbre, según dijo uno
de sus miembros, el coordinador general del Centro Memorial Martin
Luther King, Joel Suárez, a Prensa Latina.

La nueva política hacia Cuba “podría haber ayudado si los Estados Unidos
no hubieran impuesto sanciones en Venezuela, y no estoy diciendo que no
estoy de acuerdo con las sanciones”, dijo Susan Kaufman Purcell,
directora del Centro de Política Hemisférica de la Universidad de Miami .

Pero si el presidente quería mejorar las relaciones con América Latina y
cosechar algún beneficio de la nueva relación con Cuba, “no entiendo el
momento de esto”, dijo. “De inmediato, los países latinoamericanos
condenaron las sanciones como intervencionistas”.

“Una de las cosas que hay que recordar es que la legislación había
estado pendiente en el Congreso durante dos años” antes de que se abrió
camino al escritorio del presidente, dijo Jacobson el viernes. “Teníamos
que avanzar para enviar un mensaje” a Venezuela.

La diplomática advirtió que las “sanciones financieras universales por
parte de Estados Unidos no son algo que la región apoya” por lo que se
ejecutaron “sanciones muy focalizadas” y así evitar que se convirtieran
en un conflicto en la Cumbre. Pero entonces, fueron “explotadas en una
especie de frenesí por el liderazgo de Venezuela”.

Siga a Nora Gámez Torres en Twitter:@ngameztorres

Source: Cumbre de las Américas: Raúl Castro y los opositores a un mismo
foro | El Nuevo Herald El Nuevo Herald –
http://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/cuba-es/article17420360.html

Tags: , , , , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives